Instantáneas del 212


Así lucía la avenida Chapultepec a las 15:00 horas, a dos de comenzar la maratónica jornada de conciertos convocada por RMX, en coorganización con Red Radio UdeG y la Dirección de Cultura del Ayuntamiento de Guadalajara.


El movimiento del equipo de la organización aún era discreto, algunos jóvenes observaban pacientes, en espera del arranque del festival.


Poco a poco llegaba más gente.


El staff de RMX se trasladaba de un escenario a otro en un carrito de Golf, para supervisar que todo fuera en tiempo. También había voluntarios que, sin más paga que la satisfacción de sentirse parte de la estación, apoyaron para que todo saliera lo mejor posible.


Antes de que comenzarán los conciertos se podía ver a varios elementos de seguridad a lo largo de la avenida.


Los condutores de la cadena RMX estuvieron muy involucrados en la logística, en la imagen aparece Rodrigo García, del programa "Altavoz" (lunes a viernes, 16:00 a 17:00 horas), de la filial en Torreón.


También desde temprano llegaron varios de los medios de comunicación que cubrieron el 212. El domingo, Mural y El Informador llevaron en primera plana la noticia de lo concurrido que estuvo el festival.


Mientras tanto, en el escenario ubicado en el cruce con López Cotilla, el primero de los grupos se preparaba para arrancar con su presentación a las 17:00 horas.


Con todo y sombrero de charro, una señora mayor disfrutaba bailando al ritmo de la música de Pumcayó, durante su prueba de sonido.


Mientras los conciertos estaban a punto de comenzar, Rogelio Flores (a la derecha), del Ayuntamiento de Guadalajara, y principal enlace de la Dirección de Cultura del municipio, en la organización del 212, decidió tomar un breve descanso en un café de la avenida, preparándose para lo que más tarde demandaría toda su atención en el festival.


Y comenzó el primer concierto en el escenario de López Cotilla, el más cercano al centro de operaciones del equipo de RMX, ubicado en una casona que funciona como tienda Nike, en Chapultepec.


A Tiro, de La Suerte del Conejo (lunes a viernes, 18:00 a 20:00 horas) y Madela Bada, de Yo no duermo de noche, se les veía de un lado a otro resolviendo detalles de la logística o intercambiando comentarios sobre algún asunto por atender.


Los asistentes también aprovecharon la facilidad para acercarse a las conductores y pedirles una foto para registrar el encuentro y la fecha festiva, como esta imagen en la que aparece Madela con un seguidor.


Después de las 18:00 horas empezó a aumentar la afluencia en la avenida, era común ver a familias completas pasear por el corredor.


En los escenarios era notoria la llegada de más jóvenes, luego de que la lluvia que amenazaba para quedarse como chipi chipi se esfumó.


Cuando aún estaba relativamente desahogado el camellón, los skatos que suelen acudir los fines de semana a Chapultepec aprovecharon para divertirse un rato.


Como pudieron, se hicieron de espacio suficiente para hacer gala de sus destrezas con la patineta.


Peez, de La Suerte del Conejo, fue uno de los más buscados por los radioescuchas.


El conductor revisa su guía de conciertos.


Pada, otro de los conductores de La Suerte del Conejo, también estuvo al pendiente de cumplir con las tareas asignadas y resolver imprevistos.


En otro de los escenarios pequños, el azul, también empezaba a pararse gente: personas que iban especialmente a ver el grupo en turno, o curiosos que por accidente se toparon con el concierto en su trayecto.


Justo en el escenario azul abrió cartel Pilar Reyes.


En los camellones había algunos turistas, observando el ir y venir de la gente que cada vez sumaba más, y se movía de un escenario a otro.


En el escenario rojo, el RMX Volaris, algunos tuvieron la oportunidad de escuchar una probadita, de lo que Nortec (Bostich + Fussible) ofrecería en la noche.


La exposición de imágenes de músicos, montada en Chapultepec por RMX, y convocada por la emisora entre sus radioescuchas, también llamó la atención de los asistentes...


.... al igual que atrajo el interés de los medios que cubrieron el festival.


Con Troker, el escenario rojo empezó a registrar una de las mayores concurrencias.


No sólo los músicos y los bandas, también los asistentes fueron del interés de la prensa que buscaba su opinión sobre el ambiente que se estaba viviendo en el festival.


En los escenarios se colocaron a los costados lonas con los datos de los grupos y horarios de presentación en cada uno.


Sin embargo, aunque los carteles eran muy visibles y la gente se acercaba a consultarlos, éstos no tenían la información suficiente como para poder distinguir cuál era el escenario amarillo, el azul, el UdeG o el RMX Volaris; no quedaba más que inferir en cuál se encontraba uno relacionando los grupos que se presentaban en cada escenario con los datos de cada lona, o bien preguntando en backstage.


Donde la señalética era más clara fue en los puntos verdes que instaló la Secretaría de Medio Ambiente y Ecología, del ayuntamiento de Guadalajara, donde había jóvenes que daban orientación sobre la separación de la basura.


Y para que no hubiera pretexto para tirar la basura al suelo, un grupo de elementos de la Secretaría caminaba a lo largo de la avenida con depósitos para facilitar la recolección de desechos.


En el escenario de la UdeG, ubicado en la esquina con Lerdo de Tejada, Elis Paprika fue de las que causó más furor.


La cantante tapatía, que ahora radica en el DF, interpretó temas de su más reciente producción, Maldito.


También complació al público que abarrató la zona alrededor del escenario, con uno de sus éxitos más populares, Mucho, con el cual cerró su actuación.


De manera paralela a los conciertos, RMX, Imagen y Red Radio UdeG hicieron una transmisión radiofónica en vivo, desde la terraza de la casona de la tienda Nike, en diferentes momentos de la jornada. Compartieron micrófonos los conductores de la cadena juvenil y de la red de frecuencias universitarias. Tal fue el caso de la dupla que hicieron Alfredo Sánchez, conductor del programa cultural "Señales de humo" (lunes a viernes, 9:00 a 10:00), de Radio UdeG, y Peez, de La Suerte del Conejo.


Por cierto que, para identificarse, los conductores y productores de Red Radio UdeG que participaron en la transmisión del 212 portaron la playera de los Leones Negros, el equipo de futbol de la universidad.


Los conciertos seguían conforme lo programado, con algunos cambios menores en los tiempos. En el escenario de la UdeG, el tiempo de presentación de algunos exponentes se adelantó. En los escenarios pequeños, flanqueados por los de la universidad y el de RMX, que estaban más equipados, la gente se detenía a ver a grupos que no son tan conocidos masivamente, pero que llamaban su atención.


Muchos captaban con sus cámaras o su celular a músicos que quizá ni conocían, pero había que tener la evidencia del festival, de haber formado parte de una historia excepcional en la avenida Chapultepec.


A Gabriel Zarsosa, de Altavoz, se le pudo ver en el backstage del escenario azul, recibiendo llamadas todo el tiempo, seguramente para atender algunos de los cientos de detalles que surgen en este tipo de actividades y que hay que resolver a la brevedad.


En ese escenario se presentó la banda Darby Crash, de Querétaro, que llamó la atención por la peculiaridad de su look con reminiscencias ochenteras.


Hubo niños que disfrutaron tanto como sus jóvenes papás de la música. Este tipo de actividades detonan la formación de nuevos públicos.


Y habrá más...

5 comments:

Villarreal said...

Qué buena crónica! Felicidades...

Sergio H. said...

Ya extrañabamos tus imagenes y comentarios radiofonicos!!! No nos abandones tanto tiempo. Sigue escribiendo (y fotografiando) que se te da muy bien!!! Saludos!

@Peezco said...

Que linda reseña, quiero seguir leyendo! Y que guapo es el peez.

Hertziana said...

Sí, ese muchacho Peez es muy fotogénico...

German said...

Yo lleve a mis hijos adolecentes para que conocieran el ambiente de un festival de rock, genial evento, hubo de todo para todas las edades, yo aluciné con 3 mother funckers y de pilon se juntaron mis 2 estaciones favoritas RMX y radio UDG, mejor , imposible.